Alcachofas

Alcachofas | ChopChop

Description

¡No dejes que las espinas te engañen! Este vegetal tiene un suave (y sabroso) corazón. 

Hands-on time: 10 minutes
Total time: 1 hour
Makes: 1 Alcachofa por persona

Kitchen Gear: 

Olla grande con tapa
Cuchillo afilado (se necesita un adulto)
Tabla para cortar
Tijeras limpias
Colador 

Ingredients

1  
alchachofa por persona
1  
cucharada sopera de mantequilla sin sal, derretida con un chorrito de limón; o tu aderezo para ensalada favorito para sumergir l

Instructions

  1. Agrega agua a la mitad de la olla y ponla en la estufa. Ponle la tapa y sube el fuego a alto.
  2. Utiliza el cuchillo para cortar 1 pulgada (2.54 centímetros) de la punta de la alcachofa, y 1 pulgada del tallo (este es un trabajo para un adulto). Utiliza las tijeras para cortar cualquier punta que haya quedado de las hojas de afuera, para que no te vayas a picar cuando te las comas.
  3. Cuando el agua esté hirviendo, con cuidado coloca las alcachofas dentro, coloca la tapa, y baja el fuego a mediano- bajo. Cuece las alcachofas hasta que una hoja se retire fácilmente cuando jales de ella, más o menos 30 a 45 minutos dependiendo de qué tan grande sea la alcachofa.
  4. Escurre las alcachofas poniéndolas de cabeza en el colador durante 10 minutos para que no estén muy calientes al comerlas. Sírvelas inmediatamente con la mantequilla derretida o el aderezo para ensaladas. 

​CÓMELA

Comenzando con las hojas de afuera, jala una hoja a la vez, después sumerge el lado pálido de la hoja en la mantequilla derretida o aderezo para ensaladas, y raspa la parte carnosa de la hoja con tus dientes de abajo. Más tarde tirarás a la basura el resto de la hoja, pero mientras puedes ponerlas en un tazón. Haz esto con todas las hojas hasta que llegues a la parte “peluda” que no es comestible, después utiliza una cuchara para quitar esa parte y tírala. Corta el corazón y cómelo. ¡Es la mejor parte! 

Notes

¿Por qué son súper? Las alcachofas pertenecen a la familia espinosa de las plantas llamada Asteraceae, lo cual puede explicar el porqué se ven así: cubiertas de hojas puntiagudas, como una cruza entre un vegetal y un dinosaurio. Pero también son muy buenas para ti: con muchas cosas que tu cuerpo necesita como minerales, fibra y antioxidantes que ayudan a proteger a tus células de daño.